Mito 8

Los cigarrillos electrónicos en España no están regulados

¡Qué gran mito! Y qué gran mentira, además, utilizada para generar alarmismo y miedo entre la sociedad y justificar campañas agresivas en beneficio de unos pocos y para tapar el fracaso de las políticas de lucha contra el tabaco.

 

España, tras la transposición de la Directiva Comunitaria de productos del tabaco 2014/40/EU, se ha situado en Europa como el país más estricto con el cigarrillo electrónico. Estas nuevas normas se han introducido en la legislación española mediante:

 

  • Real Decreto 579/2017 del mes de junio 2017 que regula aquellos aspectos relativos a la fabricación, presentación y comercialización.

 

  • Real Decreto-Ley 17/2017 de noviembre de 2017 que regula la venta, el suministro, el consumo y la publicidad.

 

  • Estas medidas, complementan la Ley 28/2005, de 27 de marzo, que regula el consumo de los dispositivos y prohíbe su uso en:
    • los centros y dependencias de las Administraciones públicas.
    • los centros, servicios y establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos.
    • en los centros docentes y formativos, salvo en los espacios al aire libre de los centros universitarios y de los exclusivamente dedicados a la formación de adultos.
    • en los medios de transporte público urbano e interurbano, medios de transporte ferroviario, y marítimo, así como en aeronaves de compañías españolas o vuelos compartidos con compañías extranjeras.
    • en los recintos de los parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia.

 

Es un marco regulatorio muy estricto que se complementa con una normativa autonómica en el ámbito de las adicciones y, por supuesto, con la normativa europea, especialmente a través de la Directiva de Impuestos Especiales y la Directiva de los Productos del Tabaco).